martes, 17 de septiembre de 2013

Tiempo de reflexiones: clases finales 2013

Luego de varias semanas de intenso en las aulas, hemos llegado al tramo final del proceso de Práctica: la concreción de las clases finales.
Sin lugar a dudas, todo el camino recorrido hasta llegar a dicha instancia, como también el dictado mismo de la clase de cierre, han generado en cada uno de ustedes reflexiones y balances.
Los invito a que, a medida que cada uno va concluyendo con su última clase, comente  en este espacio  las reflexiones y/o conclusiones que hayan realizado a lo largo de la experiencia de la Práctica. Por supuesto, también incluyan en su relato la experiencia de la clase final.
Los invito a que, a medida que cada uno va concluyendo con su última clase, comente  en este espacio  las reflexiones y/o conclusiones que hayan realizado a lo largo de la experiencia de la Práctica. Por supuesto, también incluyan en su relato la experiencia de la clase final. 

¡No dejen de intervenir y participar!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Profesores:
Reflexionar sobre todo el transcurso de esta materia (Metodología y práctica de la enseñanza) resulta un largo trecho, en realidad mi memoria es corta y tiene fecha de vencimiento muchas veces. Sin embargo las cosas que son importante siempre se me quedan en eso que llamamos recuerdos. Estoy seguro que esta experiencia, la de la enseñanza, se va a quedar a anidar en mi mente y de vez en cuando va a venir a hacerme recordar el temblor en la voz y las manos de la primera clase. Fui aprendiendo a dar clases (aprender es un decir, pues falta mucho para eso) despacito y en silencio, siempre lento como "chango" de pueblo nomás. Enseñar no es fácil, pero creo que todo lo difícil tiene siempre un destello de satisfacción cuando se lo termina. Tuve el privilegio de tener dos cursos destacables, con alumnos realmente excelentes en todos los sentidos y sumado a eso la guía y la experiencia de los profesores coordinadores (Rina Lobo y Marcos Maldonado). Ingresé con una idea en la cabeza sobre los alumnos de hoy, idea que consideraba y considero errónea y que algunas veces por ser tan reiterativa en los ámbitos sociales y más en el de la enseñanza uno termina por creérsela. Esta idea es la de que todos los alumnos son “vagos” y reacios al estudio. Pude confirmar felizmente que esto es incorrecto, los alumnos gustan de lengua y literatura pero cuando se los incentiva correctamente y el docente demuestra que lo que enseña lo hace con mucha dedicación y pasión. Esta etapa de la carrera es reveladora sobre las aspiraciones de un posible docente porque se ponen a prueba todos los conocimientos adquiridos en las materias anteriores y lo más importante, el cómo se los va entregar a los alumnos. Me gustaría explicar de un modo más literario (espero sepan disculpar la palabra literario que le queda demasiado grande a lo que voy a decir) como vi todo este proceso. Cada clase era una gota en pos de llenar un vaso, el vaso conjeturo la materia y la última gota la clase final. Esa última gota, pensaba, debe ser ni muy grande para que no desbande todo el trabajo realizado, ni muy chica para que no deje el trabajo incompleto. Y esa clase final creo que no desbandó todo el proceso que forjé, aunque le falto la perfección (si es que existe) o una culminación mejor, esto propio de algunos nervios. Caricatura era el tema de turno para la clase y que mejor que dar un poema (A un hombre de gran nariz) de un escritor que aprecio, Francisco de Quevedo. Un poema que podía resultar complicado para la edad de los alumnos, consciente de ello y con la libertad en la elección que el profesor Marcos siempre me dio en esta etapa, decidí tomar el riesgo, claro pensando todas las posibles dificultades que podían surgir en la clase. Creo el momento cumbre o el clímax de la clase fue justamente el análisis oral, momento al que la profesora María Elena denominó como un partido de tenis por el ida y vuelta en el intercambio, es decir la dinámica en las preguntas que realicé y las respuestas inmediatas de los alumnos. Me voy contento, satisfecho diría por todo lo que hice y aprendí pero aun así criticándome y tratando de sacar la enseñanza del error.
Carlos Rojas

andrea santillán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
andrea santillán dijo...

Hola, Carlos! Muchas gracias por compartir tu grata experiencia como Profe que da sus primeros y firmes pasos. Realmente, nos alegra que hayás disfrutado y aprendido de esta etapa. Es muy alentadora tu apreciación sobre los alumnos de hoy. Pudiste comprobar que sí tienen ganas de aprender,que hace falta nuestra dedicación y nuestra pasión para lograr el aprendizaje. Y, justamente, pasión por lo que se enseña es lo que te caracteriza como docente. Felicidades, Carlos, te deseamos un provechoso y gratificante paso por las aulas!

Elena dijo...

El transcurso de la práctica de la enseñanza fue muy fructífero e importante para mi persona. Fue una nueva etapa, un desafío en el que he aprendido muchas cosas pero se que todavía tengo mucho por mejorar.
Mis últimas tres semanas de clases fueron las más difíciles debido a que he tenido que afrontar problemas personales serios y sostengo, que sin la gran ayuda de mi profesora coordinadora no habría podido llegar a la clase final.
Mi clase modelo no fue la mejor pero yo me siento muy feliz porque es una experiencia maravillosa y he logrado tener un hermoso vínculo con mis alumnos.
En mi última clase lloré bastante pero por haber llegado a la culminación de esa etapa. He aprendido muchísimo de cada uno de los profesores de la práctica y no tan sólo por cada crítica constructiva que he recibido de cada uno de ellos sino también porque contribuyeron a mejorar mi perspectiva sobre los alumnos y a crecer como persona.
Les agradezco, sinceramente, todo el apoyo, consejo, críticas que han tenido hacia a mí. No podría retribuirles todo lo que he aprendido de ustedes.
Lo más importante de las prácticas es el aprendizaje de cada una de las situaciones,la experiencia y el contacto con los alumnos. Es lo más hermoso que me sucedió en todo el transcurso de esta carrera.
¡Muchas Gracias profesores!
Con mucho cariño y aprecio.





Andrea Santillán dijo...

¡Hola, Elena! ¡Muchas gracias por tu comentario, por compartir tu experiencia con nosotros en este espacio.
Es un gran logro poder transitar por el aula sin transmitir a los alumnos cuestiones personales. Sos una alumna con una gran capacidad de auto crítica y de superación. Tenés muchas condiciones docentes. Te instamos a que las sigás fortaleciendo. ¡Te deseo una exitosa vida profesional! ¡Felicitaciones!
Prof. Andrea Santillán

Jorge Ramiro dijo...

Creo que todo lo vínculado con la educación me resulta interesante y por eso trato de saber acerca de las diversas materias. Además me gustaria poder obtener Pasajes Baratos para ir a continuar mis estudios en exterior